ALLÁ EN MI TRISTE SOLEDAD.

Hubo un sinfín de señalamientos, pero el que afirmen que Morelia tiene muchas deficiencias no solo en materia de seguridad, debe calar en lo más profundo de las entrañas, porque lo puede decir cualquiera y no le falta razón, pero el que un mandatario estatal lo diga de frente a la comuna, en una de las legendarias e históricas Tenencias como lo es Santa María de Guido, eso debe dolor y mucho.
El presidente municipal independiente Alfonso Martínez Alcazar, podrá gritar que trabaja incansablemente y que tiene a los morelianos de la urbe molestos por el sinnúmero de obras que realiza por cualquier parte de la ciudad, pero que desde la zona privilegiada de la Loma te digan que “Morelia tiene cerca de 700 colonias irregulares y que éstas no tienen infraestructura al igual que las escuelas”, hay como debe doler.