José García Segura

Gobernadores del PAN, PRI, PRD y MC prohibirán esta navidad y año nuevo la venta de bebidas embriagantes (Ley Seca) con un doble propósito: parar las fiestas clandestinas, bajar la curva de contagios y, reducir el número de muertes por coronavirus.

Al proyecto se sumarían la Ciudad de México, gobernada por Morena, que de hecho puso fin a la venta de bebidas alcohólicas (los fines de semana) en ocho Alcaldías.

También se aplicaría la Ley Seca durante las fiestas decembrinas en por lo menos 12 zonas metropolitanas de alta movilidad: Distrito Federal-Hidalgo-Estado de México/ Guadalajara, Jalisco/Monterrey, Nuevo León/ Puebla-Tlaxcala/ Toluca-Metepec/ Tijuana/León/ Moroleón-Uriangato/Ciudad Juárez/La Laguna–Durango/ Querétaro/Mérida…) independientemente de su color partidista.

El gobierno federal desestimó esa medida y advirtió que no hará obligatorio el uso de cubre bocas, el lavado de manos ni la sana distancia.

Tampoco empleará la fuerza pública con el mismo fin.

Pequeños y medianos empresarios aseguran que un cierre de negocios como el que se plantea sería, para ellos, catastrófico.

Igual piensan grandes comerciantes.

Ante el creciente número de casos confirmados, desde hoy lunes 23 y hasta el domingo 6 de diciembre, 14 entidades estarán “en riesgo alto de contagio”.

Los estados de Baja California Sur, Sinaloa, Nayarit, Colima, Michoacán, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Morelos, Tlaxcala, Puebla, Oaxaca, Yucatán y Quintana Roo presentan “riesgo medio”.

Campeche y Chiapas con riesgo bajo (verde). Chihuahua y Durango seguirán en color rojo.

Autoridades de salud advierten que Nuevo León, Coahuila, Zacatecas, Aguascalientes, Querétaro y la CDMX se ubican “muy cerca” del semáforo rojo.

La primera Ley seca entró en vigor en México en 1920 con la idea de frenar las fiestas, el juego y el consumo de bebidas embriagantes.

En 2020, con esa ley se frenaría el Covid 19.

Dice Claudia Scheinbaum, Regenta de la Ciudad de México, que en sitios cerrados ocurre la mayoría de contagios y que con alcohol “las medidas sanitarias se relajan”.

Para Hugo López-Gatell un nuevo repunte de COVID-19 duraría hasta marzo: Es predecible que hasta marzo de 2021 tendremos un nuevo ciclo epidémico, en el que nuestro objetivo principal es reducir la letalidad, la mortalidad”.

Más allá de la meta gubernamental, la realidad es que poco o nada se respetan las medidas sanitarias.

Bueno, ni el presidente Obrador ni los miembros de su gabinete hacen caso.

Al cierre de esta entrega el reporte refería un millón 041 mil 875 contagios confirmados; 101 mil 676 fallecidos y 391,897 sospechosos.

Noche Buena y Navidad es jueves y viernes; el Año Nuevo también.

Para matar al virus no haga caso al derrotado presidente Trump.

Que a nadie se le ocurra rociarse el cuerpo con alcohol o con cloro.

Tampoco abusar de las “aguas de las verdes matas”.

Mail: josegarciasegura@gmail.com