José García Segura.

En horas de la mañana del martes 12 de noviembre; es decir, mañana, María del Rosario Piedra Ibarra habrá rendido protesta en el Senado de la República como titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a pesar de las múltiples voces de protesta impulsadas por los partidos PAN, PRI y PRD.

Senadores de oposición intentarán evitar esa protesta debido al fraude cometido por MORENA (se contaron 114 de 116 votos emitidos).

Kenia López, Xóchitl Gálvez, Josefina Vázquez Mota y Damián Zepeda detallaron su esquema para evitar que la hija de la activista Rosario Ibarra asuma el mando.

A nombre de los albiazules la senadora Gálvez exigió repetir el procedimiento “con tablero abierto y notario público”.

Cuatro cosas piden los opositores al régimen: que no se le cite a rendir protesta, que se reponga el procedimiento de elección con tablero abierto y fedatario público”, que se dé vista a la Contraloría Interna.

La presidenta de la mesa directiva, Mónica Fernández advirtió que no tomarle protesta, es en sí un acto ilegal.

La agenda del cuerpo legislativo no contempla la toma de protesta a la señora Piedra.

María del Rosario Piedra Ibarra es activista militante de MORENA desde hace 40 años, hija de la también activista Rosario Ibarra a quien el Senado otorgó la máxima distinción (Medalla Belisario Domínguez) e integrante del Comité ¡Eureka!, encargado de buscar a personas
desaparecidas por los gobiernos priistas y panistas.

Es sicóloga por la Universidad Autónoma de Nuevo León, ex candidata a diputada federal y cercana colaboradora del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Signo de los nuevos tiempos.

josegarciasegura@gmail.com