17.5 C
Morelia, MX
17 junio, 2024
Madero 63

Frustración, estrés y tristeza en las maestras del Jardín de Niños Magallanes de Curimeo

Por Óscar Tapia Campos

Curimeo, Mpo. Panindícuaro, Michoacán a 7 de septiembre de 2023.,- Desde sus miradas llorosas que anuncian sus desencantos y con palabras agrietadas por las emociones encontradas que les carcomen el alma, las maestras del Jardín de Niños Magallanes, de Curimeo, Michoacán, hablan de su zozobra y desasosiego por verse impedidas para realizar su labor, ya que los padres de familia no les permiten que impartan sus clases a los pequeños escolapios debido a las pésimas condiciones estructurales en que están los edificios de la escuela de referencia.

La maestra María Ávila, directora de esa institución de educación preescolar, enfundada en un delantal en el que se lee “Las manitas más pequeñas hacen las huellas más grandes”, advierte desde una seriedad impenetrable: “Nosotras queremos trabajar. Es una tristeza no poder iniciar el ciclo escolar. Estamos muy tristes porque no se nos deja realizar nuestro trabajo con los niños, tristes por no poder escuchar sus risas”.

Por su parte, de la educadora Guadalupe Cisneros, con sus grandes ojos verdes empañados por un torrente de lágrimas que amenazaban con salir, admitió a voz en cuello: “es una frustración, es un estrés no poder convivir con los pequeños, porque son parte de nuestro día a día. Ya queremos estar con ellos, ya queremos nuestros salones, ya queremos tener nuestras cosas para poderles impartir las clases.

Sin abandonar ni por un instante su seriedad, ni la adustez de su rostro, la maestra Ávila precisó que es muy triste no poder enseñarles a los pequeños lo que deben aprender, no estar en posibilidades de contribuir en su sociabilización, no apoyarlos en sus primeras letras. Sus palabras tenían un tono metálico debido al esfuerzo que hacía para no doblarse: “Queremos trabajar, pero debido a esta situación no podemos hacerlo. Nos sentimos impotentes”.

Más emotiva, la maestra Cisneros reiteró: “es muy estresante, estresante, estresante y frustrante. Y, además, pues da coraje no poder realizar nada”.

Después de su expresividad la educadora guardó un silencio sepulcral y ya no quiso emitir palabra, pero las lágrimas que brotaron de sus ojos dijeron mucho, muchísimo más de lo que había callado.

El Jardín de Niños Magallanes presenta graves problemas desde sus cimientos hasta sus techumbres.

Fue construido hace más de 50 años sin zapatas adecuadas, sin castillos, sin dalas y muy a la ligera.

Amenaza con derrumbarse, es por ello que, a decir de los padres de familia, los niños no van a asistir “porque eso es una bomba de tiempo”.

“Yo no voy a poner en riesgo a mi hijo… y usted?”.

Te puede interesar

Felicita Baltazar Gaona García a las mamás Tarimbarenses en este Día de las Madres

madero63.com

Anuncian primer Congreso Internacional de Prevención del Delito y Participación Ciudadana

madero63.com

Reactivar el sector turístico hasta con fiestas de XV años, Bodas y Congresos

madero63.com