El sitio estaba invadido con plantaciones de aguacate que se presume, tenían hasta 15 años de haber sido plantados. 

Uruapan, Michoacán, a 07 de septiembre de 2017.- Inspectores de las instituciones que conforman la Mesa de Seguridad Ambiental derribaron 165 árboles que tenían más de diez años, ello como parte de los operativos que se están realizando por todo el estado para combatir el cambio ilegal de uso de suelo.

A la fecha se han realizado 30 operativos contra este tipo de delito ambiental, se han atendido 12 municipios y se han derribado más de 100 mil árboles de aguacate y durazno que estaban sembrados de forma ilegal en terrenos de vocación forestal, este tipo de estrategias se están realizando en diferentes regiones de la entidad michoacana a fin de recuperar las reservas forestales.

Los árboles que hoy se talaron se encontraban en el Área Natural Protegida ‘El Zapién’, en el municipio de Uruapan, uno de los principales sitios de recarga de agua para el abasto de la población, y que da vida a manantiales que se localizan en terrenos abajo del sitio atendido.

Estos árboles serán sustituidos con plantas endémicas a finde combatir el deterioro ambiental que se ocasionó con ellos, por lo que también se integró un expediente judicial para investigar a los causantes y hacerlos reparar el daño ecológico que causaron.

Las plantas de aguacate se encontraban dispersas en un polígono de dos hectáreas; ahora el sitio está resguardado por el Gobierno del Estado a fin de garantizar los servicios ambientales a la población.

Desde el inicio de estos operativos, en febrero pasado, se han atendido hasta el momento más de 300 hectáreas de aguacate, durazno y bancos de materiales pétreos, sitios se ha causado un cambio ilegal del uso del suelo, delito que se seguirá combatiendo a fin de lograr un ordenamiento ecológico y de producción sustentable en todo el territorio michoacano.