San José de Gracia, Aguascalientes, 01 de diciembre de 2017.-La conservación del Jaguar, el águila real y la mariposa monarca, tendrán un objetivo común en el Corredor Biocultural de la Región Centro Occidente de México, estas especies migratorias serán prioridad para consolidar una ruta crítica que permita la migración de especies silvestres y trabajar por la conservación de más de 13 millones de hectáreas en ocho estados del país, donde se incluye Michoacán.

De acuerdo con  Alejandro Ochoa Figueroa, Director de Ordenamiento y Sustentabilidad del Patrimonio Natural de la SEMACCDET, y Presidente suplente del Corredor Biocultural, en una reunión de trabo con representantes de todas entidades involucradas, se llegaron a acuerdos para trazar una agenda común en la que destaca un compromiso para tener mayor vigilancia de las reservas naturales, así como velar por su conservación y restauración.

“En esta reunión quedó claro que Michoacán es uno de los estados que debe mostrar mayor compromiso con la conservación de los bosques y selvas, porque dos de las tres especies prioritarias del corredor tienen refugio en reservas naturales de nuestra entidad, eso nos obligará a reforzar las labores de vigilancia y los programas de fomento a los servicios ambientales”, explicó Alejandro Ochoa.

El corredor Biocultural inicialmente estaba integrado por 13.2 millones de hectáreas de áreas naturales protegidas, distribuidas en 7 estados del centro occidente del país, pero la zona de conservación aumentará debido a que recientemente el Estado de colima decidió sumarse con los otros 7 estados para ampliar la extensión territorial.

En este programa Michoacán participa con 2 millones 956 mil 230 hectáreas, y corresponden al 22 por ciento de la extensión que tiene el corredor; esta superficie está distribuida en zonas de 42 municipios donde hay comunidades y municipios dispuestos a lograr la preservación de animales que se desplazan grandes distancias como un comportamiento natural.

El Corredor Biocultural del Centro Occidente de México está integrado por los estados de Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí, Nayarit, además de la participación de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), y Reforestamos México, organismos con los que se trazó una ruta crítica para la conservación de dichas especies prioritarias.

“La importancia de marcar una ruta crítica sin duda ayudará a mejorar y fortalecer el Corredor, sobre todo para especies migratorias amenazadas como el jaguar, que en Michoacán comienza a recuperarse, por eso es prioritario el trabajo comunitario y lo vamos a reforzar, expresó Alejandro Ochoa desde el estado de Aguascalientes.