Ante el arribo de la temporada de lluvias y el resurgimiento de baches, en algunas zonas de Morelia, por las precipitaciones pluviales, brotan, también, preguntas sobre el porqué las obras, ante los primeros embates de la naturaleza, se fragmentan, se deterioran y la opinión de los ciudadanos es que eso se debe a que están malhechas y no utilizan insumos de calidad que garanticen su durabilidad en buenas condiciones.

En los últimos años, la administración municipal se ha visto inmersa en la controversia por el reencarpetamiento de la Calzada Juárez, en la que se invirtieron más de cien millones de pesos, debido a que fue una obra malhecha que no respondió a las expectativas de la sociedad ni a la millonaria aplicación de recursos que se le destinaron.

El alcalde Alfonso Martínez Alcázar dice que, hoy, va a la baja el resurgimiento de baches debido, fundamentalmente, a las obras de reencarpetamiento que se hicieron el año pasado y en las que se utilizaron materiales de calidad.

Y esto es, precisamente, lo que se requiere: material de calidad y constructoras responsables, comprometidas con Morelia y la entidad.

Miguel Polanco de la Paz, dirigente estatal de la Confederación Obrera Revolucionaria COR) y secretario general del  Sindicato de Trabajadores de la Construcción, Conexos y Similares del Estado de Michoacán “Francisco J. Múgica, con una amplia experiencia en el ramo de la construcción, resaltó que una obra que ejemplifica la calidad y el buen trabajo con el que se es el reencarpetamiento de la Avenida Camelinas.

Opinión similar tuvieron el regidor Jorge Luis Tinoco Ortiz, y el dirigente del Sindicato Demócrata de Empleados Municipales de Morelia, Ernesto Santamaría Reyes, quienes  resaltaron que la obra que se ejecutó en la Avenida Camelinas se ajustó a los lineamientos y cumplió con creces sus objetivos, “una obra bien hecha”, dijeron.

Por cierto, esa obra fue realizada por el Grupo de Oro, encabezado por Germán Oteiza Figaredo, empresa que en Michoacán ha ejecutado otras acciones como el empedrado de calles en Cenobio Moreno; Construcción de Casas de Visitas y Oficinas de gobierno del Estado de Michoacán.

Asimismo, la construcción del paso a desnivel en la avenida Madero y el Poliforum Digital, en Morelia; y, fuera del estado, destaca la construcción del Campamento de Obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Para que la actual administración municipal de Morelia responda afirmativamente a las expectativas de la ciudadanía, en lo que se refiere a vialidades y la eliminación de baches, es preciso que las empresas que ejecuten las obras se ajusten a los lineamientos y utilicen material de calidad, solamente de esa manera las “molestias serán temporales y los beneficios permanentes”, como señala Alfonso Martínez Alcázar.