Morelia, Michoacán, 8 de junio de 2017.- Por medio de la presente, periodistas y trabajadores de medios de los medios de comunicación en Michoacán nos permitimos comunicarle lo siguiente:

Como debe ser ya de su conocimiento, el pasado 18 de mayo nuestro compañero periodista Salvador Adame Pardo fue desaparecido por un grupo de hombres armados sin que hasta el momento la acción de las autoridades arroje resultados sobre su paradero.

Ante tal situación el gremio periodístico en Michoacán ha realizado diversas acciones que propicien que las autoridades estatales y federales asuman las responsabilidades que les mandata la Ley para localizar a Salvador y que su caso no sea uno más en la lista negra de asesinatos, desapariciones y agresiones a periodistas en México.

Una de esas acciones fue presentar una denuncia penal colectiva ante la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro de la Procuraduría General de Justicia del Estado, amparados en los artículos 109 y 110 del Código Nacional de Procedimientos Penales en nuestra calidad de víctimas indirectas, por considerar que el caso de Salvador tiene como causa el ejercicio de su profesión.

Nuestra intención es incidir de manera vigilante y coadyuvante como víctimas indirectas ahí donde se gesta la impunidad en los casos de asesinatos, desapariciones y agresiones a periodistas, que son las carpetas y procesos de investigación.

Sin embargo el gobierno de Michoacán que encabeza Silvano Aureoles Conejo, por un lado señala a través del procurador José Martín Godoy Castro que los periodistas no somos víctimas indirectas en este caso, y por otro en el ámbito legal alarga la decisión del Ministerio Público de reconocer o rechazar tal calidad a fin de aplazar la promoción de medidas legales que a derecho nos convengan.

En el caso del gobierno federal es necesario que materialice los compromisos declarados por el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong en sus encuentros con gobernadores para abordar el tema de las agresiones a periodistas.

Por ello requerimos que en el caso del compañero Salvador Adame Pardo la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Contra la Libertad de Expresión asuma sus responsabilidades en las investigaciones y no permanezca en un estado de ausencia como el que hasta ahora se observa, para lo que solicitamos sus gestiones e intervención.

Asimismo le solicitamos que en el marco de la XVII Sesión Ordinara de la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública en la que participa, emita un llamado a los titulares de las áreas de seguridad estatales a fin de que atiendan con prontitud en el ámbito de sus competencias todos y cada uno de los casos registrados en sus respectivos territorios respecto a asesinatos, desapariciones y agresiones contra periodistas, y que generen protocolos internos que erradiquen las agresiones a comunicadores por parte de los elementos encargados de la seguridad pública.

#SiMeDesaparecen
#SoySalvadorAdame
#NiUnoMas
#PorUnPeriodismoVivo