Reseña de los Foros Universitarios para el Fortalecimiento del Sistema de Jubilaciones y Pensiones

Print Friendly, PDF & Email

* Llama el rector a trabajadores a participar libremente con sus opiniones el próximo 28 de marzo.

Morelia, Mich., 22 de Marzo de 2017.,- Una manifestación genuina de ejercicio democrático y de libertad de expresión, donde los participantes expusieron sus ideas sin ataduras ni presiones e hicieron propuestas dignas de ser consideradas, resultó el Segundo Foro Universitario para el Fortalecimiento del Sistema de Jubilaciones y Pensiones de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, evento marcado por el respeto entre los participantes que con tolerancia escucharon las exposiciones de los participantes, emitidas desde diferentes ópticas y experiencias.

Casi 300 universitarios nicolaitas acudieron al Colegio de Contadores y miles más pudieron seguirlo a través de la transmisión en vivo que por internet y Radio Nicolaita se realizó, dejando constancia del interés que existe por coadyuvar a que en la Casa de Hidalgo se encuentre la mejor solución al difícil panorama financiero que se vive, con base en el conocimiento de la información elemental y la aplicación de la técnica y de las experiencias vividas en otras instituciones de educación superior.

El rector Medardo Serna González, elogió el ejercicio que habla de la madurez y altura de los nicolaitas que con talento y capacidad saben sortear las dificultades como lo han hecho otras generaciones de universitarios.

“Este Foro permitió la libre participación de quienes así lo decidieron, como un ejercicio que se debe a la sociedad michoacana, ya que la Casa de Hidalgo mantiene su misión de brindar educación en pro del engrandecimiento de la sociedad, respondiendo a la confianza depositada en esta Casa de Estudios”, destacó Serna González.

Fueron 14 los ponentes que en una jornada que abarcó más de 4 horas vertieron sus opiniones y propuestas de solución a la realidad financiera de la Casa de Hidalgo.

La primera ponente, Dolores Huacuz Elías, docente jubilada de la Facultad de Biología, aseveró que el futuro económico de la UMSNH dependerá inicialmente de la capacidad de análisis real de los nicolaitas, sin apasionamientos de lo que significa para cada uno de los trabajadores la reforma de su Sistema de Jubilaciones y Pensiones, con una perspectiva de futuro y la incorporación funcional y productiva en su construcción. Propuso un referéndum universitario para hacer un diagnóstico de la opinión nicolaita y proponer soluciones. Analizó las cifras comparativas entre los pagos por jubilaciones en el 2006 con el realizado en el 2016, en donde se aprecia un crecimiento de 7 veces el monto destinado.

Detalló que participó en el foro realizado en octubre de 2014, “ya hemos tenido una serie de reflexiones sobre el tema, con la experiencia de otras instituciones como la Universidad de Guadalajara”, al tiempo que consideró existe un trasfondo político al tratar de impedirse que este diálogo entre universitarios se pueda realizar.

José Adaucto de Niz García puntualizó que desde el 2006 el entonces rector Jaime Hernández Díaz alertó sobre la necesidad de reformar el Sistema de Pensiones y Jubilaciones, año en el que se ocuparon 210 millones de pesos (16 por ciento del presupuesto) para cubrir esa prestación, mientras que en el 2016 se ocuparon 782 millones de pesos (20.48 por ciento del presupuesto) para el mismo rubro.

El investigador en Derecho, Jorge Álvarez Banderas, apuntó que es necesario unificar el marco jurídico al interior de la Universidad y establecer un reglamento para el Sistema de Pensiones y Jubilaciones de la Universidad Michoacana, en donde se fijen las aportaciones que corresponden al trabajador y a la autoridad, para evitar que el Poder Legislativo haga una reforma integral a la Ley Orgánica, poco cuidada y que afecte de manera negativa el futuro de la Casa de Estudios.

Recordó que el Poder Legislativo creo un Consejo Universitario al interior de la Universidad Michoacana, al cual dio atribuciones para crear dicha reglamentación, lo que significa que dicho Órgano de Gobierno sí tiene autoridad para convocar a una consulta entre la comunidad nicolaita para hacer un proyecto de reforma a su Ley Orgánica.

El académico Benjamín Revuelta Vaquero enfatizó que el presente ejercicio no busca señalar responsables de la situación financiera, sino encontrar soluciones colectivas dentro de la pluralidad y respeto a las ideas, de acuerdo al contexto financiero del país. Es necesaria -acotó- la reforma del Sistema de Jubilaciones y Pensiones antes del mes de septiembre, que es cuando se terminan los recursos ordinarios de la Casa de Hidalgo.

No es cuestión de voluntad política, es una necesidad inminente para poder cumplir con la sociedad michoacana y el Poder Legislativo, instancia que finalmente oficializará una decisión plural, conformada por las ideas de todos y si no es por unanimidad, que sí se logre una propuesta de mayoría antes del mes de septiembre.

“La reforma que hoy necesita la Universidad Michoacana es en el ámbito financiero, en otros aspectos la Universidad funciona bien, como lo son la academia, investigación y vinculación. Otros temas como la elección del rector, no son el tema que hará salir de la crisis financiera a la Casa de Hidalgo, ya que ninguna forma de elección garantiza que las autoridades sean eficientes, ya que ésta se logra con la capacidad de involucramiento en las decisiones de la comunidad”, consideró.

Que los trabajadores en activo gradualmente puedan aportar hacia su jubilación, propuso por su parte el doctor Felipe Rivera Gutiérrez, al coincidir con Álvarez Banderas en el sentido de que el Consejo Universitario puede reglamentar en materia de la Ley Orgánica que rige a la Casa de Hidalgo, al recordar la historia de la Seguridad Social en México y los conceptos vertidos en la creación del IMSS, basado en principios solidarios que permitieran una vida digna para los trabajadores, sin visualizar que la falta de aportaciones por parte del trabajador para su fondo de pensiones a la larga llevaría a un colapso financiero.

De no presentarse una propuesta por parte de la colectividad laboral nicolaita, se corre el riesgo de que el Poder Legislativo tome medidas radicales al considerar que las prestaciones plasmadas en el CCT son onerosas y no sólo modifique el Sistema de Jubilaciones, sino otras más que contravengan la lucha sindical.

Propone que los ya jubilados y con 25 años de servicio conserven los derechos, y para los futuros contratados, aumentar el mínimo de antigüedad para jubilación a 30 años; establecer un porcentaje para aportación a un fondo de pensiones en el que se incluya la participación de la Institución y los gobiernos federal y estatal.

En tanto, José Manuel Tovar Herrera advirtió que el tema les atañe también a los alumnos, la crisis de los sistemas de pensiones en el país se atribuye a un sistema neoliberal, que no ha permitido dar una vida digna al trabajador cuando se jubila, de allí que propusiera la creación en Michoacán de un Instituto de Pensiones Civiles, con un modelo solidario, regido por un patronato y con independencia del gobierno estatal, en donde las aportaciones serían en principio voluntarias para el trabajador y con un porcentaje creciente para el gobierno y los empleados a partir del segundo año de creación hasta llegar al 20 por ciento del salario del trabajador en activo.

A nombre de los investigadores adscritos a la Facultad de Biología: Javier Ponce Saavedra, Omar Domínguez Domínguez, Martha Medina Nava, Rebeca Rueda Jasso, Rodolfo Pérez Rodríguez, Alejandro Salinas Melgoza, la doctora Ivonne Herrerías Diego expuso las coincidencias observadas sobre el proceso de reforma a la Ley de Jubilaciones en el que pareciera falta claridad en la información, lo cual debe corregirse, al igual de ser necesaria la participación de todos los actores buscando como fin último una reforma que abone a la prevalencia de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

El coordinador del Posgrado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Héctor Chávez Gutiérrez, hizo alusión a las reformas que en varios momentos de la historia moderna de la Casa de Hidalgo se dieron a partir de la primera, promulgada por el Congreso Local en 1919, con lo que quiso poner en la mesa de que cada reforma responde a un momento histórico no sólo en la institución sino en el ambiente sociopolítico del país.

La actual Ley Orgánica de la Universidad data de 31 años atrás y es la única que contempla el tema de las pensiones, ya que no se consideró en las siete reformas anteriores. Por ello subrayó que el momento histórico de la institución requiere hoy una reforma para adecuarse al momento económico y necesidades de la comunidad nicolaita.

El doctor en Historia Miguel Ángel Gutiérrez expuso varios momentos de la autonomía universitaria en México para reflexionar en qué medida pueden participar los universitarios en la discusión de una reforma a su Ley Orgánica, refirió que la UMSNH tiene autonomía en los siguientes aspectos: crear sus propias normas internas en el marco de su Ley Orgánica, determinar sus planes de estudio, libertad cátedra y de investigación así como de administrar libremente su patrimonio.

Concluyó que quizás el papel más importante de las universidades en México es ser la conciencia crítica de la sociedad con un papel determinante para el siglo XXI, a través de su autonomía ideológica, sin embargo, dada la naturaleza de ser pública, la Casa de Hidalgo no puede modificar su Ley Orgánica de manera autónoma, requiere del Poder Legislativo.

El académico de la Facultad de Contaduría de la UMSNH y catedrático del Tecnológico de Morelia, Javier Chávez Ferreiro, habló de la situación de los pensionados y condiciones para que los profesores del Sistema Tecnológico de México se jubilen o retiren voluntariamente, reglamentación similar para los docentes del Instituto Politécnico Nacional.

Las condiciones implican tener al menos 55 años de edad y por lo menos 30 años de servicio, los trabajadores que tienen menos de 20 años de servicio no pueden jubilarse o pensionares, sólo tiene un ahorro para el retiro, ello para evitar corrupción de personas que han trabajado con cuatro horas y cuando llegan a finalizar su ciclo quieren tiempo completo.

De acuerdo a lo asentado en la ley del ISSSTE desde 1997, si la opción es retiro voluntario, se otorgan 10 salarios mínimos diarios o 24 mil pesos mensuales. Los jubilados no tienen voz ni voto en el sindicato ni se pueden meter parientes a trabajar en el sistema.

El sistema Tecnológico de México cuenta con profesores eminentes con 50 años de servicio, el promedio de antigüedad es de 40 años y con el retiro voluntario se llegan a otorgar 13 millones de pesos.

La ex directora de la Facultad de Psicología e investigadora Ana María Méndez Puga elaboró a una propuesta conjunta con el investigador Erwin Villuendas González, en la que analiza que un profesor egresado de licenciatura a los 22 años, en la UMSNH estaría en posibilidades de jubilarse a los 45 años, cuando vitalmente tiene mucho por aportar a la institución, lo cual calificó de injusto para el país y para la Casa de Hidalgo.

Entre sus propuestas enumeró tener una jubilación integrada entre la que se otorga por parte del IMSS y la Casa de Estudios; elevar la antigüedad a 30 años y aportar desde el momento de ser contratados hasta los 25 años de servicio una aportación para la jubilación del 10 por ciento del salario. Recibir como monto de jubilación una cantidad equivalente a los últimos 10 años del salario devengado.

Comentó que la UMSNH ofrece un trabajo decente, que de acuerdo a la ONU consiste en un empleo que permita una pensión digna y una vida feliz durante la estancia laboral, de allí que apeló a la generosidad de sus compañeros docentes por adoptar una posición flexible para la modificación del Sistema de Jubilaciones y Pensiones.

Al partir del hecho de que la UMSNH es una universidad pública que presta un servicio eminentemente social como lo es la educación, el profesor jubilado Luis Miguel Campos Ojeda manifestó en el Foro que corresponde a los gobiernos federales y estatales dar viabilidad financiera a la Institución, ya que la Universidad no es una empresa o fuente de ingresos, la modificación del sistema de Jubilaciones no es la solución para la crisis actual por la que atraviesa la Casa de Estudios desde su punto de vista, sin embargo externó su voluntad de colaborar para la solución de la problemática que hoy aqueja a la casa de estudios o impartir materias de manera gratuita.

El profesor de la Facultad de Contaduría y Administración y ex director general de Pensiones Civiles del Estado de Michoacán, Domingo Bautista Farías, propuso varios modelos para reformar el Sistema de Jubilaciones de la Universidad Michoacana.

Con un sistema de aportaciones, narró, el cual tienen la mayoría de las universidades públicas en México, denominado Modelo de Solidaridad Social, se aporta un porcentaje del salario de acuerdo a un estudio actuarial; crear una generación de empleados de nuevo ingreso y definir porcentajes para generación actual a un fondo financiero administrado a través de un fideicomiso representado paritariamente por trabajadores y patrón, del cual recibirán los pensionados y jubilados actuales y tendrán los prospectos a jubilados con derechos adquiridos.

Otro modelo presentado por el docente fue el de Fondo Financiero de Seguridad Social, en donde hay una aportación única inicial por parte del Estado, para recibir subsecuentemente aportaciones del patrón y el trabajador, de donde se paga a los jubilados actuales y los nuevos, con un porcentaje de aportaciones de acuerdo a un estudio actuarial.

Modificar de manera proporcional los años de antigüedad, el pago de jubilación calculado por un promedio de salarios obtenidos en los últimos 5 años, establecer un mínimo de edad por jubilación, que haya una sola pensión para nuevas generaciones, la aportación solidaria al fondo de pensiones de los ya jubilados y de nuevo ingreso, fueron otros elementos que manejó Bautista Farías.

Es importante ser solidarios, aseveró Juan Alzate Núñez, conocido jazzista michoacano y docente de la Facultad Popular de Bellas Artes, quien invitó a los nicolaitas a estar informados sobre el tema de jubilaciones; “en México carecemos de cultura de seguridad social y de solidaridad, por ello es importante buscar información sobre las condiciones actuales que privan en el país en torno a los fondos de jubilación”.

Ejemplificó cómo en países como Argentina y Chile han caminado hacia la opción de los Fondos Solidarios como una forma de garantizar las pensiones a sus trabajadores jubilados. Externó la necesidad de una solución colectiva entre legisladores, trabajadores y autoridades universitarias que no permita que se utilicen esos fondos para subsanar otras carencias presupuestales.

Cada uno de los ponentes al Foro recibió un reconocimiento de manos del presidente del Honorable Consejo Universitario Medardo Serna González, quien recordó que la sistematización de las propuestas vertidas en los cuatro foros se presentarán al pleno de éste Máximo Órgano de Gobierno y se compartirán con la comunidad universitaria.

Reiteró su invitación a los trabajadores nicolaitas a participar con libertad en los foros y públicamente hizo lo propio con los líderes sindicales del SUEUM, Eduardo Tena Flores y del SPUM, Gaudencio Anaya Sánchez, para que aporten sus puntos de vista en aras de alcanzar los consensos que en este momento ocupa la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo ante el escenario de dificultad económica que experimenta.