Morelia Michoacán a 3 de octubre de 2017.- Tras recibir ocho balazos de cuerno de chivo, R-15 y 9 milímetros en su humanidad , sus asesinos regresaron y lo remataron.

Así culminaron con la vida de un presunto jefe de plaza en Lázaro Cárdenas, quien fue identificado con el nombre de Jesús alias El Maromas.

El hecho ocurrió en la avenida Juan Pablo Segundo y Jeferson, al sur de la ciudad.

En el ataque un menor que viajaba con la víctima resultó ileso, aunque hay versiones que los ejecutores le perdonaron la vida.

Se conoce que Jesús conducía su camioneta negra, y unos metros antes de llegar gimnasio, fue alcanzado por un vehículo  verde desde donde le dispararon.

Sobre la cinta asfáltica se encontraron más de 25 casquillos percutidos.

La puerta de la camioneta negra Fiat del conductor se encuentra abierta ya que la víctima intentó escapar. Su pie izquierdo quedó afuera de la unidad.